Home | Introducción | Mensajes | Directrices | Milagros-Curas | Fotos | Vídeos | Verónica | Contáctenos

Nuestra Señora de las Rosas, María Auxilio de Madres
Curas Reportadas

Cadera y espina

 

"CUANDO BESÉ LA ESTATUA MI CADERA Y ESPINA FUERON CURADAS"
5 de Octubre, 1979
Querida Verónica,

     Tengo 82 años de edad.  Cuando asistí a la Vigilia de Nuestra Señora de las Rosas en Su Santuario el 14 de Septiembre, 1979, la Vigilia del Triunfo de la Cruz, Víspera de Nuestra Señora de Dolores, yo recibí una cura.
     Yo me había quedado hasta el puro final.  Mis dos hijas me llevaron hasta la estatua de Nuestra Bendita Señora.  Yo estaba muy débil y en mucho dolor que apenas pude subir las gradas.  Uno de los guardas de San Miguel inclinaron la estatua de la Madona para que yo pudiera tener el privilegio de besarla.  Cuando besé la estatua, mi cadera y espina – que fueron muy dañados en una caída – fueron sanadas.  Yo había rezado con todo mi corazón durante la Vigilia para que Jesús me curare.  He sido sanada a través de las oraciones de Nuestra Bendita Virgen María y he sido verdaderamente bendita en el Santuario de Nuestra Señora de las Rosas, María Auxilio de Madres.
     Ahora camino muy bien, y estoy libre del severo dolor en mi cadera y espina.
     Con todo mi corazón le doy gracias a Dios por todas Sus bendiciones y cuidados.
     Termino ésta con gran amor por Jesús y María.
Muy atentamente,

de Long Branch, New Jersey 

 

"¡Fue un milagro!" dijeron los doctores y las enfermeras    click aquí...

 

Para comunicarse con nosotros, escriba a:
sonia@nuestrasenoradelasrosas.org
 

Home | Introducción | Mensajes | Directrices | Milagros-Curas | Fotos | Vídeos | Verónica | Contáctenos


Revised:
March 27, 2010