Home | Introducción | Mensajes | Directrices | Milagros-Curas | Fotos | Vídeos | Verónica | Contáctenos

Nuestra Señor de las Rosas, María Auxilio de Madres
Curas reportadas

Curas de Glaucoma

 

"EL DR. TIRICO DIJO QUE YO NO PODÍA SER CURADA DE GLAUCOMA"
 

9 de Octubre, 1983
Querida Verónica,


     Leí por primera vez acerca de "Bayside" en el otoño de 1981.  Asistí a la primera Vigilia el 20 de noviembre, la Víspera de Cristo Rey.  Esa vez verbalmente pedí ser curada de Glaucoma.  Yo nunca sentí que sería curada pues sentí que esa era mi cruz.  El 21 de agosto, 1982, escribí una petición a Nuestra Señora.  En septiembre, conocí a una señora quien me vio usando gotas para los ojos.  Ella me dijo que fuera a ver al Dr. Spaeth, que él me curaría como la había curado a ella de Glaucoma años atrás.
     Finalmente hice una cita con el Dr. Spaeth.  La mañana del 6 de Diciembre, yo me puse dos pétalos de rosas sobre mis ojos y recé tres Ave Marías y pedí ser curada.  Después de haberme hecho todas las pruebas, el Dr. Spaeth llegó a la conclusión que yo no tenía Glaucoma, que ya no usara la medicación y que regresara con mi propio oftalmólogo.  Yo regresé en enero, marzo y julio y la presión todavía está baja, y no he vuelto a usar gotas desde el 6 de diciembre, 1982.  Es más, fui a la Vigilia del 7 de diciembre para darle las gracias a Nuestra Señora por Su intercesión.
     Adjunto una carta de mi doctor afirmando que yo usé gotas durante 21 años.  Cuando el Dr. Tirico originalmente me diagnosticó Glaucoma en California, él dijo que yo no podía ser curada con cirugía etc., que yo tendría que usar gotas para el resto de mi vida, o me volvería ciega.
     De nuevo, le doy las gracias a Nuestro Señor y a Nuestra Señora por haberme curado. 

Muy atentamente,

Rosemary Andreotti
Marlton, New Jersey 


16 de Noviembre, 1988
Querida Verónica:
     Deseo escribirle y contarle lo que me ha sucedido.
     Mi especialista de los ojos me dijo que yo tenía glaucoma, una enfermedad incurable de los ojos.  Me dio gotas para ponerme día y noche.  Esto era para prevenir que la condición empeorara.  Tardó un tiempo encontrar la medicina adecuada para mi condición.  Él me vio cada 10 días para probar diferentes medicinas.  Después de eso, me vio cada 3 meses.
     Mientras tanto mi hija le rezaba a Nuestra Señora de las Rosas y a Jesús por una cura para la enfermedad de mis ojos.  Ella sabía que yo tenía otras cosas malas también, incluyendo diabetes. 
     Ambas fuimos a la Vigilia del 1 de Octubre, 1988 (la fiesta de Santa Teresita y los Ángeles Guardianes).  Durante la Procesión del Rosario, mi hija rezó por mí, y sí olió el aroma de rosas.  Ella me tocó los ojos con los pétalos de rosas que le habían dado y ambas estábamos muy emocionadas. 
     Cuando acudí al doctor de los ojos una semana más tarde, él me dijo que los ojos estaban saludables y que no había señal de glaucoma.  Yo estaba atónita.  Nosotras atribuimos esta cura a Nuestra Señora de las Rosas y a Santa Teresita.           
Fue entonces cuando nos acordamos que cuando habíamos ido a la Vigilia del 1 de Octubre, nos dijeron que Santa Teresita estaría otorgando curas a los enfermos e incapacitados esa noche. 
     Verónica, por favor dele las gracias a Nuestra Señora, a Jesús y a Santa Teresita por nosotras.  También, la recordaremos en nuestras oraciones.

Seguidoras devotas de Nuestra Señora de las Rosas

 

"¡Fue un milagro!" dijeron los doctores y las enfermeras    click aquí...

Para comunicarse con nosotros, escriba a:
sonia@nuestrasenoradelasrosas.org
 

Home | Introducción | Mensajes | Directrices | Milagros-Curas | Fotos | Vídeos | Verónica | Contáctenos

 


Revised:
March 27, 2010