Home | Introducción | Mensajes | Directrices | Milagros-Curas | Fotos | Vídeos | Verónica | Contáctenos

Nuestra Señora de las Rosas, María Auxilio de Madres
Curas Reportadas

Infección de los huesos


Para Nuestra Señora de las Rosas:

     Yo estaba haciendo un trabajo para Nuestra Señora.  Creo que había llegado mi tiempo para sufrir, como es para todos nosotros durante nuestras vidas. Bien, fui golpeado en la cabeza por un camión.  Yo iba en una motocicleta, a buen paso, y llegué al hospital con sólo mi Escapulario y mi Rosario.
     Mi pierna estaba completamente destrozada.  Tenía pedazos de hueso que colgaban de ella.  Bueno, los doctores me dijeron en ese momento, que talvez (volvería a tener) un 20% del uso de mi pierna, si es que tuviese pierna del todo.
     Bien, me colocaron la pierna en tracción, en lo que llaman un tri-punto de Hopkins, y fue trasladado a otro hospital, y luego a otro.  Luego, me entró gangrena y me dijeron que me iban a tener que amputar la pierna.  Así que durante la operación, no sé qué ocurrió, pero aparentemente algo había pasado.  Todavía tenía mi pierna cuando desperté.
     Luego fui trasladado a UCLA porque tenía una severa infección del hueso.  Yo pensé: "Bueno, lo siento mucho, Guy, pero esta vez sí van a tener que amputar la pierna.  No tenemos otra solución."  Dos semanas antes, me hicieron lo que llaman un Thompson scan, y esta radiografía mostró el interior del hueso.  Pues el interior del hueso estaba tan Negro como el carbón, lo cual significa que se está muriendo, así que me la iban a amputar.  Y el otro hueso en mi pierna, el más pequeño, no había sanado, lo cual también era malo, porque tenía roturas en varios lugares de la pierna.
Dos semanas más tarde, cuando regresé, me tomaron otra radiografía.  ¡Que diablos!  Los doctores estaban discutiendo entre ellos – bueno, que era la pierna equivocada – y esto y lo aquello.  Finalmente, un doctor entró y me dijo, “Bueno, yo no sé mucho de milagros, pero esto es un milagro, dijo, "esto ciertamente en uno.  Y, esta vez” dijo, “no sé cómo explicarlo."
Así que me llevaron de regreso varias veces después al Centro Médico de UCLA. Mi pierna había sido completamente curada por Nuestro Señor Jesucristo a través de Su Santa Madre – Nuestra Señora, nuestra Reina.  Yo le doy crédito a Ella por pedirle a Dios que sanara mi pierna, porque yo solo por mi cuenta no lo podía hacer ya que no he sido muy bueno en mi vida.  Pero Nuestra Madre Santísima, a través de Su gran amor que Ella tiene por todos nosotros – seamos negros, blanco, o lo que sea – somos Sus hijos.  Así que es correcto pedirle a Nuestro Señor que sanara mi pierna toda en una pieza.  Así, que lo obtuve – está sanada.  También tengo mi vida, porque me dijeron que no debía de haber sobrevivido ese accidente.

de Los Ángeles

 

"¡Fue un milagro!" dijeron los doctores y las enfermeras    click aquí...

 

Para comunicarse con nosotros, escriba a:
sonia@nuestrasenoradelasrosas.org
 

Home | Introducción | Mensajes | Directrices | Milagros-Curas | Fotos | Vídeos | Verónica | Contáctenos

 


Revised:
March 27, 2010